FANDOM


Procesal

Remate

El aviso del remate debe publicarse con mínimo 10 días hábiles de antelación a la diligencia.

El remate constituye el ejercicio de una función legítima en cabeza del Estado llevada a cabo a través de los jueces de la República en los términos de los artículos 29 y 228 de la Carta Política y con ello se busca lograr, a través de la venta pública de los bienes del deudor, la satisfacción del crédito que se pretende hacer valer.[1]También se le llama "Almoneda"

Requisitos PreviosEditar

  1. Embargo y secuestro de los bienes.
  2. Avalúo de los bienes.
  3. Liquidación del crédito.
  4. Aviso del remate: Deber ser publicado por parte del interesado en un diario de circulación nacional y la radio. Su antelación no puede ser inferior a 10 días hábiles antes de la diligencia de remate.

Remate NormalEditar

En este la persona interesada en pujar debe hacerlo mínimo desde el 70% del valor del avalúo comercial del bien. Anteriormente este porcentaje era modificable sino se presentaban pujas por el bien, pero a partir de la Ley 1395/10 se volvió pétreo. A su vez, para poder participar del remate, el interesado debe consignar como garantía de seriedad de la oferta el 40% del avalúo comercial a nombre del juzgado (Artículo 536 C.P.C.). Posteriormente, y de acuerdo a la Ley 1395/10, se recibirán las ofertas en sobre cerrado por el lapso de 1 hora, luego de la cual se abrirán y leerán sus cifras, adjudicándole el bien a la persona que hizo la oferta más alta. Todos los demás recibirán la devolución del valor consignado como garantía de seriedad. El saldo del precio debe ser pagado a más tardar dentro de los 3 días siguientes a la diligencia de remate, junto con un impuesto del 3% sobre el valor final del bien (Establecido por la Ley 11/87). Si no se paga el saldo o el impuesto, el remate se declarará IMPROBADO y se le multará al adjudicado con la pérdida del 50% del valor consignado como garantía.

Remate por Cuenta del CréditoEditar

  • Liquidación del crédito es superior al 20% DEL AVALÚO COMERCIAL: En este caso no debe consignarse el 40% del avalúo comercial como anticipio, pues la liquidación del crédito es superior a este valor. En caso de que nadie puje, puede el acreedor rematar el bien por cuenta del crédito, en cuyo caso le sería adjudicado sobre el 70% del avalúo comercial (Es decir, el precio base mínimo para pujar) y no estaría obligado a pagar el saldo' del precio, pero sí el impuesto del 3%. Si no paga el impuesto dentro de los 3 días siguientes a la diligencia se declara IMPROBADO el remate y se le multará con la pérdida del 20% del avalúo comercial, sanción que será debitada del valor de la liquidación del crédito (Artículo 529 C.P.C).
  • Liquidación del crédito es menor al 20% DEL AVALÚO COMERCIAL: En este caso se debe consignar la diferencia entre el 20% del avalúo comercial y la garantía de seriedad de la oferta (40% del avalúo comercial). Si se adjudica el bien rematado por cuenta del crédito se debe pagar el saldo y el impuesto del 3%, de no hacerlo se le declará la extinción del crédito por medio de un auto, pues la sanción corriente del 20% del avalúo comercial sería suficiente para acabar con la obligación al ser menor a ese valor.

Tipos de RemateEditar

  • Remate DESIERTO: Se presenta cuando el remate no se lleva a cabo por la ausencia de posturas.
  • Remate IMPROBADO: Se presenta cuando se realiza el remate, pero no se paga el saldo o el impuesto del 3%.
  • Remate FALLIDO: Se presenta cuando el remate no se lleva a cabo por causas externas. En este caso deberá fijarse una nueva fecha para la diligencia.
  • Remate INVÁLIDO: Se presenta cuando se configura alguna causal de nulidad del remate (Ej: No publicar el aviso del remate con la antelación exigida).

Auto Aprobatorio del RemateEditar

Consagrado en el artículo 530 C.P.C. En él se ordena el levantamiento del embargo y secuestro que existía sobre el bien objeto del remate y la cancelación de los gravámenes (Hipotecas o Prendas). Este auto, más una copia auténtica del mismo, y el oficio de desembargo debe llevarse a la oficina de registro.

JurisprudenciaEditar

REMATE - Naturaleza y Validez <<Por la naturaleza del remate vale la pena traer a colación lo que de tiempo atrás ha venido sosteniendo la jurisprudencia de la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia, en el sentido de considerarlo como “un acto híbrido” o “acto jurisdiccional complejo”, toda vez que comporta una doble naturaleza jurídica, la de ser un acto o negocio jurídico sustancial de compraventa y a la vez un acto procesal, en cuanto se combinan los elementos del Derecho Civil y del Derecho procesal. En esa medida, se ha aceptado la posibilidad de que su validez se vea afectada por la ocurrencia de vicios de carácter sustancial o por actuaciones meramente procesales.>>[2]

BibliografíaEditar

  1. Corte Constitucional - Sentencia C-573/03 MP. Jaime Córdoba Triviño
  2. Corte Constitucional - Sentencia C-573/03 MP. Jaime Córdoba Triviño

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.